Mi?rcoles, 29 de junio de 2005
Batman Begins, 2005

Batman Begins, 2005


Direcci?n: Christopher Nolan.
Gui?n: David S. Goyer.
Duraci?n: 135 minutos

Reparto:

Christian Bale .... Bruce Wayne/Batman
Michael Caine .... Alfred
Liam Neeson .... Ducard
Katie Holmes .... Rachel Dawes
Gary Oldman .... Jim Gordon
Morgan Freeman .... Lucius Fox
Tom Wilkinson .... Carmine Falcone
Cillian Murphy .... Dr. Jonathan Crane
Rutger Hauer .... Earle
Ken Watanabe .... Ra's Al Ghul
Linus Roache .... Thomas Wayne
Mark Boone Junior .... Flass


Tras el ataque de los murci?lagos
Thomas Wayne y Alfred se preocupan por Bruce


Argumento:

Bruce Wayne, destrozado por la muerte de sus padres, viaja por el mundo busc?ndose a s? mismo. Llega a un lugar donde es entrenado f?sica y mentalmente y cuando se siente preparado regresa a Gotham, donde tiene que enfrentarse a varios malvados.

Comentario:

Quinta entrega de las aventuras de Batman, se dice que es la mejor de todas, algo nada dif?cil... yo apenas recuerdo las anteriores (y esta la olvidar? con ellas)

Esta pel?cula revisita los or?genes del personaje centr?ndolo en la p?rdida de su padre (la madre tambi?n muere, pero no parece importar a nadie y, de hecho, creo que solo dice una frase) y en el temor a los murci?lagos.

Sustituyendo la figura paterna
Bruce y su mentor


La historia comienza con Bruce Wayne perdido en alg?n lugar fr?o e inh?spito siendo entrenado f?sica y mentalmente por un Liam Neeson que parece el sustituto del padre y mentor, que le alecciona sobre la justicia y la venganza, sobre el temor. Porque los temas de la pel?cula parecen ser esos: culpa, temor, venganza... (aqu? el toque Nolan)

Mediante varios flashbacks (de nuevo el toque) nos llevan al principio (la personalidad se forja en la ni?ez), cuando el muchacho se cae a un pozo y es ?atacado? por un grupo de murci?lagos, o la escena en que por el miedo de Bruce salen de la ?pera y les asaltan con el resultado conocido. En este bloque Thomas deja la primera frase impactante de la pel?cula: ??Para qu? caemos? Para aprender a levantarnos?

Una de las dos escenas de Rutger Hauer
Tras el funeral


Quiz? sea la primera parte lo m?s interesante de la pel?cula, antes de la aparici?n de Batman, cuando se ve a un Bruce Wayne asustado, dubitativo, aprendiendo y tomando decisiones; y cuando regresa a casa y comienza a perge?ar lo que ser? su personaje ayudado por los artilugios que le presenta Lucius Fox (similar al Q de Bond), relacionados, como no podr?a evitarse, con el difunto Thomas y sus empresas (?es que no se cansan?)

Consigue hacer cre?ble la idea de vestirse de murci?lago (?Quiero que teman lo que yo temo?, o algo as?), y las particularidades del traje, el coche y la cueva (aderezado con ?gracias? a cargo de Alfred y Fox principalmente)

Bruce y Lucius Fox... ?o Q?
De compras


Y la voz. Bruce no tiene la misma que Batman. Cuando el millonario se convierte en s?per h?roe su voz cambia, se vuelve profunda, rota, imponente. Este cambio resulta m?s efectivo que el del smoking a murci?lago.

Es en la segunda parte cuando el director se despista y llena la pantalla de personajes. Malos mal?simos (tres o cuatro, cuando lo mejor ser?a centrarse en uno realmente carism?tico) que no tienen fuerza ni entidad, que desde el principio se sabe que lo son y que tienen metas diferentes, desde soltar un gas por toda Gotahm a destruirla...

Tambi?n aparece Rachel, la idealista honrada que sirve para poco m?s que dar el discurso de la bondad, lev?simo y poco cre?ble inter?s rom?ntico del protagonista y ponerse en peligro para que ?l la salve. Y para decirle (muy profunda) que Bruce Wayne es el disfraz y Batman el hombre real o algo parecido.

Bruce & Rachel

Rachel: Y entonces me entero de lo de tu m?scara.
Bruce: Batman no es m?s que un s?mbolo
Rachel: No. Esta es tu m?scara. Tu verdadera cara es la que ahora temen los criminales.


As?, en la peor Gotham de la historia (oscura solo en el sentido de que no hay luz en la pantalla), desfilan una serie de personajes y actores desaprovechados (Watanabe debe tener una frase o dos al comienzo de la pel?cula, Hauer un saludito al principio y una humillaci?n al final...) por exceso, ya que la mayor?a apenas salen unos instantes, siendo los m?s beneficiados Neeson, Caine y Oldman, que al menos tienen unas cuantas frases.

El argumento es torpe y banal; siguiendo las convenciones del g?nero es f?cil predecir todo lo que va a pasar sin temor a equivocarse (como el regreso de uno de los personajes y las circunstancias en que lo hace) En cuanto a las escenas de acci?n, como no me interesan en lo m?s m?nimo poco puedo decir, aunque dan la impresi?n de estar realizadas con torpeza, sin sensaci?n de peligro ni grandes efectos (aunque se ha mencionado la aparici?n del ?Espantap?jaros? a caballo...)

Ay, qu? miedo da el enmascarado
Batman se enfrenta al Dr. Jonathan Crane


Desaprovecha las posibilidades de un villano como el ?Espantap?jaros?, que tiene en com?n con Batman el misterio de su doble personalidad que cada uno utiliza para fines diferentes, y se entretiene con malos de segunda.

Es un m?rito intentar dar un sentido psicol?gico y cierta profundidad motivacional al personaje (aunque tanto incidir en la muerte del padre acaba resultando cargante y perdiendo fuerza), tiene una primera parte entretenida y curiosa y una segunda confusa y dispersa que consiguen que a esta historia le falte fuerza, color, argumento, drama, grandiosidad, dramatismo, pasi?n, el tono ?pico que diferencia la pel?cula de entretenimiento de la inolvidable.

Hay quienes ten?an grandes expectativas antes de verla, basadas en el director (?Memento?, ?Insomnio?...) y en los actores, la mayor?a brit?nicos (Bale, Caine, Neeson, Oldman, Wilkinson, Roache, Murphy...) algunos oscarizados (Caine 3, Freeman 1) o candidatos (Neeson, Wilkinson, Oldman, Watanabe), pero a mi no me parece ni una garant?a de calidad ni suficiente para crear una obra maestra.

Bale, Caine y Freeman repiten en la pr?xima
Bruce con sus dos "ayudantes"


Al parecer la historia est? basada en parte en un famoso c?mic, ?A?o Uno?, escrito por Frank Miller y considerado uno de los mejores del personaje (este c?mic ha salido hace poco en una oferta a un euro en Planeta-Agostini, supongo que aprovechando el tir?n de la pel?cula, y a?n lo tengo pendiente de lectura, por lo que no s? hasta qu? punto es cierto.)

Aunque, claro, todo son opiniones subjetivas, ya que la pel?cula ha tenido tal ?xito que Christian Bale, Michael Caine y Morgan Freeman ya han firmado la siguiente aventura, en la que se rumorea que Mark Hamill-Luke Skywalker podr?a ser Joker.

Katie Holmes no repite. Parece ser que tanto babeo, risitas y morreo con Cruise en el estreno (y por el resto del mundo) desviaba demasiado la atenci?n de la pel?cula.


Batman, pens?ndoselo
Batman encerrado en s? mismo



*** T ***

Escrito por Thersuva @ 20:00  | Cr?ticas de cine
Comentarios (4)  | Enviar
Domingo, 26 de junio de 2005
Vidas Ajenas (2004)
Taking Lives

Vidas Ajenas, el cartel

Director: D.J. Caruso.
Actores: Angelina Jolie (Illeana Scott), Ethan Hawke (James Costa), Kiefer Sutherland (Hart), Gena Rowlands (Sra. Asher), Olivier Martinez (Detective Paquette), Tch?ky Karyo (Capit?n Leclaire), Jean-Hugues Anglade (Detective Duval), Justin Chatwin (Matt Soulsby), Paul Dano (Asher joven), Andr? Lacoste (Cashier).
Gui?n: Jon Bokenkamp; basado en la novela de Joseph Pye.

Argumento:

Un hombre se dedica a matar a otros para robarles la identidad. Cada vez lo hace con m?s frecuencia. Hasta Canad? se desplazar? la agente especial del FBI Scott para investigarlo junto con la polic?a local.

Comentario:

Pel?cula t?pica y t?pica de asesinos en serie, aburrida por lo dem?s, y sosa. No aporta nada al g?nero; el asesino no tiene nada de atractivo; la investigaci?n no es emocionante, ni ingeniosa ni nada. Lo ?nico algo llamativo, por lo rocambolesco, es el final, una manera muy rebuscada de atrapar a un asesino, que no se puede decir porque es spoiler y todo eso.
La pel?cula es muy previsible. En cuanto ves a cierto personaje, sabes que es el asesino, pese a los intentos por desviar la atenci?n hacia otros supuestos culpables.

Angelina con uno de los que hablan con acento franc?s

En cuanto a los actores, pues la Angelina Jolie hace un papel anodino de agente especial muy sentimental, que se enamora de un testigo y se enrolla con ?l; Olivier Martinez hace de polic?a canadiense y poco m?s, ya que apenas tiene protagonismo, y Ethan Hawke hace del testigo que ve al asesino y a su ?ltimo crimen. Las actuaciones son discretas en todos los casos, aunque teniendo en cuenta la poca entidad de los personajes, no se pueden pedir peras al olmo.
Como detalle que le da a?n peor aspecto a la pel?cula est? el doblaje. Los polic?as canadienses hablan con un marcado acento franc?s que resulta un poco risible, aunque ya imaginamos que en el original tambi?n lo tienen...
Aburrida, lenta, sin gracia... Un rollo con una supuesta base sicoanal?tica tan gastada y evidente que carece de todo inter?s.

Escrito por reginairae @ 0:36  | Cr?ticas de cine
Comentarios (3)  | Enviar
Lunes, 20 de junio de 2005
(Alexander)

Alejandrito

Director: Oliver Stone.
Duraci?n: 173 min.
Gui?n: Oliver Stone, Christopher Kyle y Laeta Kalogridis.
M?sica: Vangelis.

Repartro: Colin Farrell (Alejandro), Angelina Jolie (Olimpia), Val Kilmer (Filipo), Anthony Hopkins (Ptolomeo), Rosario Dawson (Roxana), Jared Leto (Hefesti?n), Christopher Plummer (Arist?teles), Gary Stretch (Cleitus), Jonathan Rhys-Meyers (Cassander), Joseph Morgan (Philotas).

Argumento:

Stone cuenta a "su manera" la vida y muerte de Alejandro el Grande.

ImagenImagen

Comentario:

Vaya rollo, s?per rollo. Larga, lenta, aburrida, pretenciosa. Hac?a mucho tiempo que no ve?a una pel?cula con di?logos tan pomposos y grandilocuentes; con escenas tan tediosas y actuaciones tan histri?nicas.
El director, adem?s, ha elegido fatal las escenas de la vida de Alejandro para plasmar una biograf?a que no permite reconocer los rasgos del mito. Tenemos a Alejandro y a su padre en medio de una disputa, y de pronto, el padre muere (de momento no se ve), nos saltamos las primeras batallas (incluida la que hubiera sido m?s espectacular: el asedio de Tiro), nos saltamos su visita al oasis de Siwah donde se reconoce a s? mismo como hijo de Am?n, y nos ponemos directamente en Gaugamela. Muy mal hecho. Relacionado con esto, la mala elecci?n del modo de contar la historia: usando un narrador, con exceso de protagonismo, que nos va dando lecciones de historia de lo m?s chapucero, y que no se sabe muy bien cu?l de los generales de Alejandro es (es Tolomeo, pero hay que hacer un esfuerzo para entenderlo)

ImagenImagen


Se cargan las tintas demasiado en las relaciones con sus padres, en especial con su madre, a la cual se da un protagonismo exagerado. La Angelina, por otra parte, parece y actua como una bruja perversa sin que se vea muy bien por qu? es "mala". Estas dif?ciles y tensas relaciones familiares deber?an estar solamente esbozadas y no convertidas en el quid de la cuesti?n de la personalidad de Alejandro, al cual se nos pinta como un caprichoso, indolente e incoherente total. Cuando est?n juntos la madre y el hijo se observa que son casi de la misma edad. Ella no envejece a lo largo de la pel?cula. Es absurdo.

Buc?lica escena familiar con la mam?

Las batallas son aburridas y confusas, como es norma en el cine de estos ?ltimos a?os, y no traslucen para nada ni ?pica ni nada. La ?nica un poco decente es la que tienen en India, con elefantes incluidos, pero luego la fastidia en el momento en que hieren a Alejandro, metiendo unos filtros rojos en la pel?cula que parece todo una discoteca. Eso le quita seriedad en lugar de profundizar en el momento de angustia de Alejandro con la flecha clavada.

Imagen

No es la ?nica gracia "formal" del director. Tambi?n nos incluye un flashback contando la muerte del padre de Alejandro que no se sabe muy bien a cuento de qu? viene.
Sobra metraje por todas partes, en realidad no cuenta casi nada, ya que como dije antes, los episodios de la vida del personaje est?n muy mal escogidos: se centra en banalidades y no va a los m?s importantes. Nada de nudos gordianos. Sin embargo, se relata con bastante extensi?n su "amistad" con Hefesti?n, pero de un modo timorato y pudoroso. De hecho, en la pel?cula, aunque es obvio que tienen una relaci?n amorosa, solo se abrazan, pero ni se besan ni nada. La ?nica escena de cama es una con su mujer Roxana, bastante rid?cula e incoherente por lo dem?s. Porque a lo largo de la pel?cula no se ha visto para nada que Alejandro sea violento, pero cuando va a acostarse con ella trata de violarla, y tienen una pelea con armas blancas incluidas. Huelga decir que tampoco se explica muy bien su relaci?n con Roxana.

Imagen


En fin, que para colmo dura dos horas y media o m?s. Aburre a las piedras. Superficial, grandilocuente, lenta... Mejor ver un documental, que es m?s divertido e instructivo.


.

Escrito por reginairae @ 20:00  | Cr?ticas de cine
Comentarios (8)  | Enviar
Domingo, 12 de junio de 2005
Star Wars Episode III:Revenge of the Sith

Star Wars III


Direcci?n: George Lucas

Reparto:

Ewan McGregor .... Obi-Wan Kenobi
Natalie Portman .... Padm?
Hayden Christensen .... Anakin Skywalker / Darth Vader
Ian McDiarmid .... Cancilller Palpatine
Samuel L. Jackson .... Mace Windu
Jimmy Smits .... Senador Bail Organa
Frank Oz .... Yoda (voz)
Anthony Daniels .... C-3PO
Christopher Lee .... Conde Dooku
Mathew Wood .... General Grievous (Voz)
Kenny Baker .... R2-D2
Matt Sloan .... Plo Koon
Peter Mayhew .... Chewbacca

Imagen


Argumento

Por fin termina la saga... Anakin se hace malo muy malo y todo vuelve a donde estaba en el principio...

Comentario

Pues la peli no es tan mala como la II (El Ataque de los Clones), que era directamente un bodrio infumable con contad?simas escenas que merecieran la pena, pero tampoco es la octava maravilla del universo universal. Con ella se reafirma la creencia de los Starwarsesc?pticos de que esta segunda (o primera) trilog?a sobra por completo y no aporta nada a la historia iniciada en el Episodio IV (Una nueva esperanza).
Cuando una va a ver esta pel?cula lo hace sabiendo c?mo terminar? y qu? pasar? entre medias para llegar a tan anunciado y conocido final. Sientes la curiosidad de comprobar con qu? ha rellenado esta vez Lucas las dos horas y cuarto de escenas digitales retocadas; si habr? tenido la tentaci?n de sacar otra vez al infame Jar Jar Binks o si habr? alg?n di?logo del que puedas reirte a gusto durante varios d?as.

Imagen


En este aspecto hay que reconocer que ese genio incomprendido del humor absurdo que es Lucas ha estado mesurado. En comparaci?n con otras entregas hay menos bichitos de formas imposibles; el tono es menos infantil y los di?logos, aunque malos y a veces sonrojantemnte est?pidos, no llegan al sumun de la total estulticia. Casi podr?a decirse que es una pel?cula digna, en la que hay pocas fantasmadas de las que sacar punta. Sin embargo, no resulta satisfactoria del todo. Tiene un aire a casi todas las dem?s partes de ambas trilog?as. El inicio recuerda a las batallas espaciales de La Guerra de las Galaxias y del Retorno del Jedi.

Imagen


Hay situaciones muy similares; la m?sica tambi?n repite motivos ya o?dos. El argumento y los di?logos son el punto flaco de Lucas; mientras que la factura t?cnica es casi perfecta, aunque a m? me gustan poco los FX tan exagerados, ese barroquismo terrorifico, casi horror vacui que obliga al autor a llenar cada espacio de cada fotograma con algo, lo que sea, con tal de que sea llamativo o exagerado. Las citas y gui?os a s? mismo resultan a veces un poco forzados, como la inclusi?n de Chewaka que no pega ni con cola. Sin embargo, destroza totalmente el papel del, otrora ingenioso, C3PO, que aparece brev?simamente y casi solo para que le borren la memoria sin motivo e intentar tapar de ese modo alg?n que otro agujero narrativo...

Imagen


La pel?cula arranca con el Obi-Wan y el Anakin en misi?n especial de rescate. Los malvados y poderos?simos lores del Sith han secuestrado a Palpatine, el canciller de la Rep?blica, ese que todos sabemos que es Emperador desde el Episodio I, y se lo han llevado a una nave espacial comandada por el mism?simo Conde Dooku y tambi?n por el General Grimoso, digo Grievious, un robot o ciborg o lo que rayos sea afecto de tuberculosis en un grado avanzado, que se pasa toda la pel?cula tosiendo al estilo dama de las Camelias para general desconcierto. Anakin y Obi-Wan sortean en sus ligeras naves, doce mil cazas enemigos (o amigos, que no se sabe muy bien, ya que hay una especie de batalla en el espacio), treinta mil disparos de misiles, trescientos mil rayos l?ser, hasta aterrizar justo en el muelle de la nave de los malos, auxiliados, como de costumbre por esa gran aliada que es la Fuerza (o la suerte, que dir?a Mel Brooks).

Imagen


Se llevan en su misi?n al robotito que pita, el R2D2, que hace el trabajo de siempre de desconectar y conectar ascensores y esas cosas. Claro que recorrer toda la extensi?n de esa gigantesta nave enemiga no es tarea f?cil. Los dos Jedis van rebanando a cada paso las cibern?ticas cabezas de robots que gritan ayyyy, uyssss, mam?aa, me han dado... Hasta dan pena los pobres. Porque hay muchos, pero todos estiran la pata. As? que Obi-Wan y Anakin, entre tajo va y viene y chistes est?pidos y sin gracia, llegan a la sala donde est? Palpatine, amarrado a una silla. Al verlo parece que tiene cara de buena persona y todo. Entonces, sin previo aviso (bueno, Palpatine dice "Dooku") aparece el Conde Lord del Sith, que se supone el m?s poderoso de su gremio y empieza a pelearse con los jedis. Lucas hace de las suyas. No lo puede evitar.

Imagen


El Conde Dooku da m?s volteretas en el aire que la Nadia Comaneci, creando de nuevo esa sensaci?n de artificialidad que emanan las pel?culas de esta trilog?a. Bueno, todos saltan, chocan espadas, vuelan y hacen de todo, hasta que Obi-Wan queda fuera de combate, y Anakin pone de rodillas el Conde Dooku, que no tiene mucho di?logo que digamos, y tampoco muchas d?cimas de segundo en pantalla. El joven jedi le rebana la cabeza a instancias de Palpatine. Bueno, despu?s de esto supongo que escapan a toda prisa, cargando con el inerte Obi-Wan por el interior de la nave, que parece el Poseid?n, inclin?ndose y desinclin?ndose.
Esta parte, hasta que salen del trance, es la m?s rollo de la pel?cula.

Imagen


Aunque lo que sigue, con un mont?n de intrigas palaciegas, no muy bien explicadas y el ?o?o romance de Anakin y Amidala a los que ser?a impensable ver desnudos, tampoco es el paradigma del entretenimiento. El Anakin tiene unos sue?os muy raros. Nada de so?ar con t?as en pelotas o cosas normales; no, ?l ve a su mujer muriendo en el parto, algo muy curioso teniendo en cuenta que en ese universo supertecnificado donde puedes viajar a la galaxia m?s lejana en un minuto, e incluso comunicarte con cualquier punto sin problemas, las mujeres siguen estando en riesgo de palmarla exactamente igual que en las regiones tercermundistas m?s cutres de la Tierra.

Imagen


Amidala sufre y llora, mientras su marido, que la quiere mucho (aunque no lo parece, solo nos lo cuentan) trata de evitar el trance de convertirse en padre soltero sin derecho a pensi?n de viudedad. Entonces se lo explica al Palpatine, que le narra cuentecillos absurdos sobre un Lord del Sith que pod?a resucitar a los muertos, para meterle los perros en danza.

La verdad es que las motivaciones de Anakin para volverse al lado oscuro son tontas y no est?n bien motivadas por Lucas. Anakin parece bobo, sinceramente. Por un lado los jedis que no lo quieren hacer maestro, chincha, rabia, por otro Palpatine pinchandole con lo de los poderes inconmensurables del lado oscuro, van haciendo mella en el joven. Y Amidala llorando.

Imagen


Obi Wan por su parte se va a buscar al general Grimoso que escap? de la nave del principio. En un planeta cuyo nombre no recuerdo lo persigue montado en un burro muy grande y muy raro, y despu?s de varias toses le da matarile. Pero es entonces cuando los clones de marras por orden de Palpatine se rebelan y le quieren dar matarile a ?l.

Lo mejor de la pel?cula es Palpatine y su conspiraci?n. Para variar hay un actor que parece un actor. El canciller da un golpe de estado, y manda a Anakin a matar a los ni?os de los jedis para que sea muy muy malo de morirse de la muerte. Todo eso queda grabado en video, claro, para que cuando Yoda y Obi-Wan regresen al templo Jedi, despu?s de haber sorteado las medidas de seguridad que protegen todo el planeta y la ciudad y todo, puedan verlo y advertir la escabechina. A todos los dem?s jedis los han ido eliminando uno a uno, en unas secuencias bastante buenas, que no parecen propias de Lucas. Y Amidala llorando.

Imagen


En este punto la pel?cula remonta bastante, y casi se puede tolerar. El culmen de la trilog?a, la famosa conversi?n de Anakin en Darth Vader tendr? lugar en el improbable planeta Mustaphar o algo as?. Se trata de un mundo totalmente il?gico, donde todo son lavas, volcanes en erupci?n y fuego. Ah? se supone que hay una especie de f?ctor?a dedicada a... pues no s?, ni idea. Sobre la lava se pasean unos robots que sacan lava con unos crisoles. As? que como no sea para hacer ceniceros.

Pues bien, una mira el planeta y luego a las estructuras met?licas que conforman la factor?a y no puede dejar de preguntarse, con notable extra?eza, c?mo pudo ser posible construir eso en un lugar donde no deja de salir lava. Aparte el hecho de que caen lluvias ?gneas que no parecen afectar al metal. Y peor todav?a, a las personas.

Imagen


As? que all? se va Anakin por orden del Emperador para que elimine a los se?ores del comercio de no se donde, que son los separatistas que han iniciado las guerras clones. Y Amidala sin dejar de llorar, se monta en su nave y se con el marido al trabajo, sin saber que tambi?n se lleva a Obi-Wan. Este y Anakin se pegan un lote de lava que no veas, pero ni un mil?metro de sus cuerpos resulta afectado ni por las efusiones ni el calor insoportable que una presume hay a un metro del magma incandescente. Saltan entre los barquitos flotantes de los fabricantes de ceniceros, que como digo est?n suspendidos a poca distancia de los rios de fuego, hay m?s volcanes, el caos total, llega una catarata... Menos mal que hab?a un lugar de tierra firme.

Imagen


Ah? tiene lugar la batalla final y decisiva. De un tajo Obi Wan le corta las piernas a su amigo y lo deja hecho una piltrafa al borde del magma, que le roza un poquito y lo convierte en una falla valenciana. Obi-Wan entrenado en la Fuerza esa y en la compasi?n jedi ni lo remata para evitar que se levante de nuevo (es algo que suelen hacer los malos en las pel?culas, aunque est?n en las ?ltimas) ni para que no sufra. Menos mal que era su amigo m?s querido. Palpatine lo recoge, y mientras un robot comadrona le revela a Obi-Wan que Amidala espera gemelos (cosa que no sab?an, debido a ese deplorable retraso en las ciencias m?dicas del futuro donde es impensable un aparato de ecograf?as), le ponen un casco negro y al chico hasta le cambia la voz. Amidala da a luz, y nada m?s ver a los ni?os ya sabe que son Luke y Leia. Hala, y se muere. Sin motivo, claro. Hasta el robot comadrona est? asombrado. Yo tambi?n.

Imagen


La gran inteligencia y presciencia Jedi hace que se decida que Luke vaya con los parientes de Anakin al planeta Tatooine. Claro, ah? seguro que Anakin no buscar?a. A Leia la mandan con un abogado de la Ley de los Angeles que pasaba por all?.
Lord Vader, ya respirando como sabemos y con el casco negro, contempla desde un ventanal la estrella de la muerte, mientras uno que se parece a Peter Cushing se pasea por all? solo para que los super fans m?s fan?ticos lo vean.
Fin... por fin.


Imagen

Escrito por reginairae @ 1:47  | Cr?ticas de cine
Comentarios (2)  | Enviar
Bridget Jones: The Edge of Reason

Cartel Bridget Jones

Direcci?n: Beeban Kidron.
G?nero: Comedia.

Reparto: Ren?e Zellweger (Bridget Jones), Hugh Grant (Daniel Cleaver), Colin Firth (Mark Darcy), Jim Broadbent (Pap?), Gemma Jones (Mam?), Jacinda Barrett (Rebecca), Sally Phillips (Shazzer), Shirley Henderson (Jude), James Callis (Tom), Jessica Stephenson (Robyn).

Argumento:

Bridget lleva seis meses de intenso romance con su amor Mark Darcy, pero no todo es perfecto en la relaci?n. Pronto los celos hacia una compa?era de trabajo de Mark desencadenar?n la ruptura. Y David est? al acecho...

Imagen


Comentario:

Pel?cula mal?sima con contados golpes de humor y mucha ?o?er?a y bobaliconer?a, que repite, casi punto por punto, todas las supuestas gracias de la primera parte. Es que parece, m?s que una segunda parte, una variaci?n sobre el mismo tema. La bragas-faja de tama?o familiar, la preocupaci?n por la gordura, los jerseis extravangantes de Darcy, el culo gordo de Bridget en pantalla, la pelea entre los dos pretendientes de la moza jamona...

Imagen


Sin embargo, tiene algunas cosas graciosas, pocas, que destacan entre escenas m?s "serias", excesivamente serias para tratarse de una comedia. Todo parece muy mec?nico, para poder repetir esas gracias que se supone que la gente espera de este personaje. Para colmo, en el material extra del DVD aparece la directora del filme justificando estas reiteraciones, como en el caso de la pelea pat?tica entre Colin Firth y Hugh Grant, de la cual se afirma que "mil pel?culas que se hicieran de Bridget Jones, en las mil habr?a una pelea entre ellos". De modo que si a alg?n perverso magnate del cine se le ocurriera torturarnos con una tercera parte en la que Bridget Jones volviera a hacer exactamente lo mismo de siempre, al final sabr?amos que los dos machitos se iban a dar la tunda de rigor en la situaci?n m?s rid?cula que imaginar pudiera el director de turno.

Imagen


Adem?s, aparte de que los personajes act?an de un modo a veces incoherente y grotesco, todo es perfectamente previsible. Una se imagina que la chica guap?sima que acompa?a a Darcy y de la cual se cela la protagonista no es m?s que una compa?era de trabajo, quien, por cierto, al final da la sorpresa declar?ndose lesbiana. Pero la escena carece de fuerza y verosimilitud.
En resumen, todos los personajes hacen lo mismo de siempre, ad infinitum...


Imagen

Escrito por reginairae @ 0:21  | Cr?ticas de cine
Comentarios (6)  | Enviar
Mi?rcoles, 08 de junio de 2005
Star Wars: Episode II - Attack of the Clones

Imagen

Direcci?n: George Lucas.
Gui?n: George Lucas y Jonathan Hales; basado en una historia de George Lucas.
M?sica: John Williams.
Pa?s: USA, 2002.
Duraci?n: 136 min.

Reparto: Ewan McGregor (Obi-Wan Kenobi), Natalie Portman (Senadora Padm? Amidala), Hayden Christensen (Anakin Skywalker), Ian McDiarmid (Canciller Supremo Palpatine / Darth Sidious), Samuel L. Jackson (Mace Windu), Pernilla August (Shmi Skywalker), Jack Thomson (Cliegg Lars), Christopher Lee (Conde Dooku / Darth Tyranus), Anthony Daniels (C-3PO / Teniente Dannl Faytonni), Frank Oz (Yoda; voz versi?n original), Andrew Secombe (Watto; voz v.o.), Oliver Ford Davies (Sio Bibble), Silas Carson (Nute Gunray / Ki-Adi-Mundi), Kenny Baker (R2-D2), Ahmed Best (Jar Jar Binks; voz v.o.), Jimmy Smits (Senador Bail Organa), Ayesha Dharker (Reina Jamillia), oel Edgerton (Owen Lars), Bonnie Piese (Beru Whitesun), Temuera Morrison (Jango Fett), Daniel Logan (Boba Fett).

Imagen

Bien, por fin fui a ver el blockbuster de la temporada, con permiso de Spiderman, Harry Potter y la segunda parte de El Se?or de los Anillos y la verdad es que no sal? nada decepcionada del cine. Y no sal? decepcionada porque esperaba una mala pel?cula y eso fue lo que encontr?. No hay nada como ser pesimista para no llevarse chascos.

Pero vayamos por partes. En primer lugar, ya me dio mala espina que no hubiera mucha gente esperando delante del cine un cuarto de hora antes de que abrieran las puertas. El d?a que fui a ver El Se?or de los Anillos tuve que esperar una larga cola, y con Harry Potter, lo mismo. Antes de apagarse las luces comprob? que quedaban bastantes filas vac?as. Con las pel?culas mencionadas anteriormente, el cine se llen? y eso que hab?an ya pasado bastantes d?as del estreno. Pero El Ataque de los Clones solo llevaba 3 d?as en cartel, y no hab?a gente suficiente. Ni siquiera era una sesi?n numerada. Mi hermana, que ya hab?a ido a verla el s?bado, tambi?n me hab?a comentado con sorpresa la existencia de huecos en la sala. Me parec?a incre?ble. Pero despu?s de haberla visto ya entiendo por qu?.

Imagen


Argumento:

Despu?s de los t?tulos ya nos plantan un resumen de la trama con las t?picas letras en perspectiva que se van alejando. Ah? ya hablan de un tal conde Dooku, que se quiere secesionar junto con miles de sistemas solares (s?, han o?do bien, miles), de la Amidala que pas? de ser reina para hacerse senadora, y de los deseos del Senado de construir un ej?rcito para defender la Rep?blica de los separatistas vascos, quiero decir gal?cticos.

La Amidala dichosa se dirige con su nave a Coruscant (perd?n si me equivoco en la ortograf?a) para participar en los debates del Senado. En cuanto baja por la escalerilla del transporte, estalla una bomba terror?fica y le da matarile... ?Noooooooo! ?C?mo va a morirse? Eso es imposible: se acabar?a la pel?cula, pero pronto descubrimos que, en realidad, la que ha estirado la pata es una doble que usa la Padm? para que no la pillen a ella, la muy cobarde. Por lo menos la princesa Leia ten?a m?s agallas y siempre iba en persona a los sitios. La nena empieza a tener miedo y por tanto, el jefe del senado, o algo as?, le pone un guardaespaldas. Quien mejor que Anakin Skywalker que pasaba por all? con su maestro Obi-Wan, para hacerle una visita al horrible y cargante Jar Jar Binks, que gracias a Dios sale poco, y habla menos.

Imagen


Se llevan a Amidala a su apartamento y como est? muy cansada por las emociones del d?a, se echa a dormir. El robot R2D2 (que no es que tenga dos dedos sino es que se llama as?) la vigila, no muy bien como veremos. Un avieso tipo vestido con una armadura y un casco le entrega, en otro lugar de la ciudad, directamente sacada de Blade Runner o de El 5? Elemento, o apurando m?s, de Metr?polis, a una mujer, con pintas de ser mala, un frasco con asquerosos y ponzo?osos ciempi?s, con el encargo de que se los suelte a la senadora. La mujer mete los bichos en un robot volador muy funcional, que mientras Anakin y Obi-Wan hablan de futilidades en otro cuarto, hace un agujero en el cristal del dormitorio y mete los gusanos con patas. Como es l?gico en este tipo de pel?culas, el robot que vela por el sue?o de la dama es imb?cil y no ve nada; y como tambi?n suele suceder, con todo el espacio que hay en la habitaci?n, los venenosos visitantes van directos a la cama de la v?ctima.

Imagen


Es entonces, justo cuando los bichos est?n a punto de rozar la delicada piel de la chica, cuando Anakin y su maestro detectan 'algo'. Como de costumbre, en el ?ltimo momento, pero justo a tiempo. Entran a saco en la habitaci?n y con la espada l?ser rebanan a los ciempi?s. Pero no queda ah? la cosa. Obi-Wan ve a trav?s del cristal al robot volador no identificado (o RVNI) que les ha hecho la faena, y ni corto ni perezoso afrenta a la ley de la gravedad y a las elementales normas del sentido com?n y se lanza contra la ventana para agarrarse a ?l. Y se agarra, vaya que s?, como una lapa. Como que el ingenio volador sale pitando por toda la ciudad con el jedi colgando, mientras Anakin va a buscar un Ferrari al mejor estilo de los amigos de lo ajeno para ayudar al jefe. Y entonces se inicia una persecuci?n de risa donde queda demostrado que si ahora es dif?cil sacarse el permiso de conducir en el futuro a?n ser? peor. Porque la ciudad, amiguitos m?os, tiene un tr?fico que te mueres, y no dejan de pasar naves de un lado a otro, sin chocar, sin rozarse siquiera, y muy cerca las unas de las otras. Y as? Kenobi colgando del cacharro y el otro en el coche volador persiguen a los malos, sin que el miedo, emoci?n l?gica en su caso, aflore en sus inexpresivas caras, y sin que las quejas de los conductores de diversas formas y colores les amilanen.

Imagen


Ahora hay una parte que no recuerdo bien, pero de un modo u otro, el Obi-Wan cae del robot y parece que se va a quedar hecho un cromo contra el suelo, cuando, tambi?n de repente, aparece el chico aprendiz de Jedi y lo rescata con su deportivo. Naturalmente, intercambian un di?logo atroz plagado de frases archimanidas como '?c?mo has tardado tanto?' y 'mi jovenc?simo aprendiz', frase, esta ?ltima, que Obi-Wan repite como la cebolla. Bien, pues siguen detr?s de la mujer mala, que no es una mujer, sino un 'cambiante' (no, no queremos decir que cambie de sexo, sino de cara, porque en realidad es otro de esos bichos asquerosos que pueblan las enfermizos sue?os de George Lucas). En fin, que de buenas a primeras, se les despista la asesina, y a Anakin no se le ocurre otra mejor que tirarse del coche ese al vac?o, con tan buena suerte (La Fuerza, que todo lo justifica) que cae sobre el veh?culo que nos interesa. Y entonces Ewan McGregor, u Obi-Wan, para gustos, con esa cara r?gida que le impide toda expresi?n que no sea tan forzada como una sonrisa de la Duquesa de Alba, dice otra frase t?pica hasta el hast?o: 'Odio que haga eso'.

Imagen

En fin, que entre unas y otras, hacen que la mala aterrice, y la persiguen hasta un night club poblado por ya se pueden imaginar cuanta fauna gal?ctica; la buscan entre tent?culos y caras verdes y ojos saltones, hasta que la agarran por fin, no sin antes permitir que Obi-Wan haga una de sus gracias t?picas de convencer a un vendedor de droga de que debe replantearse su vida mediante la Fuerza. Cuando la sicaria va a hablar, un dardo envenenado nos priva del conocimiento de qui?n la contrat?. Hay una pelea (creo, porque ya a estas alturas y despu?s de tantas im?genes estoy confusa) con el de la armadura, que no obstante ser el malo, logra escapar. Por fin acab? la persecuci?n de videojuego.

El canciller Palpatine le pide a Anakin que se lleve a la Amidala a un lugar seguro. Palpatine parece tener buenas intenciones pero todos sabemos que el hipermalo de la historia y que acabar? convirti?ndose en el Emperador, megavillano de la galaxia. Pero fingimos que estamos en Babia para conservar la intriga que esta serie no tiene, ya que desde hace a?os es sabido como termina. As? que el Anakin, que, por cierto se comporta con una chuler?a y un engreimiento insoportable, se lleva a la senadora al planeta Naboo, o sea a su patria chica. Ella tiene una mini maleta pero, como comprobar? el avistado espectador, en cada escena en que aparece estrena un modelito distinto. ?Ni el bolso de Mary Poppins! Y entonces llega lo peor. La estancia en el buc?lico planeta.

Imagen


Primero pasamos por la capital, que es la Plaza de Espa?a de Sevilla, un poco retocada digitalmente, aunque cuando pasean bajo el soportal se nota que no es decorado, ni dibujo sino cosa aut?ntica, algo que choca entre tanta artificialidad absurda. Luego, nos vamos a un laguito muy rom?ntico y los protagonistas sueltan todo tipo de sandeces. Por si fuera poco, nos obsequian con un picnic entre algo parecido a las cataratas del Ni?gara, donde tiene lugar la demostraci?n de la chapuza de los FX de Lucas, tan alabados por gente que se asombra por todo. El Anakin para hacer alardes, se sube encima de una pulga gigante que pac?a por all? y se nota un mont?n que es un mu?eco. Un desastre de escena y encima cursi. Mucho mejor es cuando delante de la chimenea ?l le confiesa a la joven que le ocurre algo muy raro, que hay algo en ?l que cada vez que se acerca a ella crece, m?s y m?s (Risas maliciosas entre el p?blico) Pero no nos olvidemos de Obi-Wan, que sigue con sus dif?ciles investigaciones para saber quien se quiere cargar a la senadora.

Imagen


Investiga en una taberna, donde un posadero de extra?a raza y sucio delantal le informa con pelos y se?ales de cosas que ni los Jedis saben, pero ?l s?, por supuesto. El dardo proviene del planeta Kamino, en el borde la galaxia (indicaci?n harto precisa), donde viven los Clonadores (por fin, alusi?n a los clones) Con estos datos, el jedi se va a una Biblioteca superc?smica, pero inexplicablemente no encuentra el planeta en los mapas del universo, aunque en el cuadrante indicado parece haber una perturbaci?n magn?tica que denota la presencia de un objeto. Y va y se lo cuenta a Yoda, que saca en conclusi?n, no en vano es un maestro, que si no aparece el planeta en el mapa eso es que alguien lo ha borrado de la base de datos, cosa que extra?a, porque ya de borrar, haber quitado tambi?n las informaciones sobre la perturbaci?n magn?tica, para no dejar rastros. Los malos, siempre cometen los mismos errores. Naturalmente, aunque no se explica por qu?, se deduce que la persona que hizo tama?o desatino a la fuerza ha de ser un Jedi. La cosa se pone fea. Habr? que ir al planeta de marras a ver que se cuece por all?.

Imagen


Obi-Wan se sube a su min?scula nave, que no obstante, es capaz de hacer recorridos de varios parsecs casi al instante y llega a Kamino, pues como ya se sabe, 'caminante no hay kamino, se hace kamino al volar'. El planeta es como el Mar del Norte, lluvioso, tormentoso, lleno de tremendas olas falsas de solemnidad generadas por ordenador y plataformas. Con gran amabilidad una clonadora, alta y delgada, anor?xica seg?n el entender de una espectadora, y con una sospechosa similitud con los extraterrestres clonadores que sal?an al final de Inteligencia Artificial de Spielberg, otro engendro de la misma cala?a, lo recibe y lo lleva ante su jefe, que es como ella, pero menos cintura. All? le explica que hace diez a?os un jedi encarg? para la rep?blica un ej?rcito de clones y que en eso est?n. En efecto, fotocopiaron a un cazarrecompensas llamado Jango Fett, manipularon gen?ticamente a sus clones para que fueran sumisos y buenos guerreros, y le regalaron uno no modificado para que fuera su hijito. Al escuchar tal aberraci?n moral, Obi-Wan no reacciona. Le da igual que se fabriquen en serie seres humanos manipulados con fines de esclavitud b?lica; pero le pone los pelos de punta que tan formidable ej?rcito haya sido formado, ya que una tropa as? amenaza a la Rep?blica. Porque hay Jangos de esos a patadas, millones, y encima los hacen crecer a velocidad acelerada. Los clonadores le dicen donde vive el donante y, c?mo no, va a visitarlo. El principio la cosa va bien, pero pronto descubrimos que es el de la armadura (bueno, yo ya lo sab?a y creo que todos los dem?s tambi?n). Otra pelea que desaf?a las leyes de la f?sica elemental y Jango huye de nuevo con su hijo Boba (vaya nombrecito).

Imagen


Obi Wan utiliza entonces, ya que la Fuerza no ha servido para nada, el viej?simo truco de pegarle un transmisor a la nave para no perderlo de vista. Siguiendo las se?ales llega al planeta Geonosis, donde descubre al Conde Dooku conspirando. Ya iba siendo hora de que saliera Christopher Lee, que viste de negro y lleva una capa como el conde Dr?cula, ejem. Antes de ser capturado env?a un mensaje contando todo el pastel que ha descubierto en el planeta, pero ay, qu? contrariedad, la sede de Yoda est? demasiado lejos para que le llegue la se?al, as? que la mandan a donde est? Anakin, que ya no es Naboo, porque el chico tuvo una pesadilla sobre su madre y se larg? sin permiso al planeta Tattoine, donde la dej? tirada a?os y a?os en manos de un esclavista sin preocuparse de ella para nada. Bueno, el hecho de que en el futuro se pueda transmitir con una simple antena parab?lica a distancias de varios parsecs no deja de admirarme. En nuestro r?stico tiempo las transmisiones entre la tierra y un lugar tan pr?ximo como la luna sufren un desfase de minutos. Pero cuando hay millones de kil?metros de distancia, todo parece ser m?s f?cil y r?pido. Bueno, que los malos cuelgan a Obi-Wan en una especie de c?psula, y al poco recibe la visita del Conde Dooku, que para nuestra sorpresa se porta como su padre, es decir con una dulzura y amabilidad asombrosa.

Imagen


'?nete a mi y gobernaremos juntos la galaxia' le propone el conde, con muy buenas palabras, y el idiota de Obi-Wan dice que no, que no le apetece mucho, la verdad, y el otro dice, pues bueno, vale, pero sin enfadarse ni nada. Antes, no obstante, el bocazas de Dooku va y le cuenta que el Senado est? corrupto, cosa que el jedi, como es un poco tonto no se cree, cuando est? claro desde el principio. A todo esto Anakin ha descubierto que a su madre se la llevaron unos que viven en el desierto y son malos de morirse. En un mes, su familia no ha logrado dar con ella, pero ?l sale de noche con la moto y no s?lo encuentra el pueblo de la gente rara a la primera, sino que entra justo en la tienda donde est? su madre. Como ya hemos dicho con anterioridad, la Fuerza todo lo justifica.

La mujer, que llevaba un mes all?, no s? sabe para qu?, muere justo cuando van a rescatarla, la muy desagradecida. Anakin se lleva por delante a todo el poblado indio en venganza. Como ya han recibido el mensaje de Obi-Wan, lo mandan a Yoda. Amidala quiere ir a rescatar al cautivo, pero Anakin, inexplicablemente obediente dice que ha de cumplir las ?rdenes de Yoda. La chica no se arredra y al final lo convence. Pues bien, llegan al planeta Geonosis. Haciendo gala de una temeridad absurda se meten por un agujero de donde salen gases. ?Y si hubieran sido t?xicos? No, no... La Fuerza lo habr?a detectado. Pero no todo son rosas. En el t?nel ese hay un mont?n de bichos asquerosos que los persiguen, son como mosquitos gigantes.

Imagen


Empezamos a correr para poner el pellejo a salvo. Los robots vienen detr?s, me refiero a R2D2 y C3PO. Y los chicos, un trecho por delante, encuentran una especie de fundici?n donde fabrican droides los malos. No han avanzado mucho las artes metal?rgicas en el futuro, ya que las cadenas de montaje y los crisoles de fundici?n son los cl?sicos de toda la vida, o incluso m?s r?sticos y con m?s chispas. Tambi?n son cosa vista las escenas que se suceden a continuaci?n, con los protagonistas en peligro, sorteando martillos aplastadores sobre una cinta transportadora, etc... as? que nos ahorramos la descripci?n. La parte jocosa del asunto est? en el robot C3PO que sufre un descabezamiento, y por azar le colocan a su cuerpo la cabeza de un droide, mientras la suya la implantan en otro, con la consiguiente confusi?n mental del cibergracioso de la pel?cula, el ?nico toque de humor que aparece en lontananza. El resultado de todo esto es que a Anakin y a la senadora los pillan.

Imagen


Y entonces, si al principio cre?amos estar en El 5? Elemento, ahora todo tiene las trazas de Gladiator o m?s bien de Quo Vadis?, s?lo que sin Ner?n. Los llevan en una cuadriga sin ruedas (en el futuro ese entra?able avance tecnol?gico est? desterrado por completo) al coliseo, que tiene un aforo que ni el estadio de Maracan?, y encima todo lleno de mosquitos de esos. En el centro, como ya nos imagin?bamos est? Obi-Wan atado a una especie de monolito como los de los circos romanos, y en otros dos ad hoc, esposan al Anakin y a Padm?. En la tribuna, los conspiradores mercaderes y el conde Dooku, con una cara de indiferencia mortal, por no decir de aburrimiento, contemplan la escena, pero nadie se fija en que la senadora, con una horquilla del pelo, ya se ha soltado de las esposas. Tanta Fuerza y al final lo que triunfa es lo cl?sico. Los mosquitos les sueltan al toro de Creta gal?ctico, un dinosaurio con muchos cuernos y la furia de un Miura, a la vez que multitud de monstruos de la m?s variada condici?n, incluida una ara?a-cangrejo de improbable fisonom?a, saltan a la palestra. Bah, minucias.

Imagen


Padm? se trepa a lo alto de la columna y los otros luchan contra los bichos asquerosos, y por supuesto, acaban con ellos, tras cabalgarlos, vapulearlos y hacerles todo tipo de perrer?as. Como sobreviven contra todo pron?stico, el conde Dooku les manda al cazarrecompensas Jango Fett a que termine el trabajo. Ahora que lo pienso, no recuerdo muy bien si tambi?n les manda a los droides. Puede que s?, pero mi confusi?n mental tras dos horas es tal que ya todo me da lo mismo. El caso es que cuando todo parece desesperado, llegan los jedi, al mando de Mace Windu, y entonces s?, empiezan a rodar cabezas a diestro y siniestro. No recuerdo bien en que momento y c?mo Obi Wan y su aprendiz recuperaron sus respectivos sables l?ser, pero ellos tambi?n rebanan que da gusto. El pobre Jango pierde la cabeza. De todas formas, los jedi no son tan superinvencibles como parec?an, ya que al final son rodeados los pocos que quedan por los enemigos.

Imagen


Dooku est? contento, pero de pronto, otra sorpresa. Llega Yoda en una nave con todos los clones para dar ca?a a los separatistas. El conde Dooku realiza una 'retirada estrat?gica', se sube a la moto y se larga a toda pastilla como el Mul?h Omar cuando hu?a de los yankis en Afganist?n, y sin casco, dando mal ejemplo a la juventud. Obi Wan y Anakin lo siguen, mientras Yoda dirige una escabechina de mucho cuidado al mando de los famosos clones. Hay tantos disparos l?ser por fotograma que ya no se ve nada m?s. En un lance, Amidala cae de la nave donde van su novio e inexplicablemente no le ocurre nada. Obi Wan ordena continuar la persecuci?n. Por fin Dooku llega al hangar donde tiene su nave dispuesta para la fuga. Los valientes Jedis deciden atacarle a la vez, dos contra uno, y encima contra un hombre de edad venerable. El honor y la caballerosidad de las galaxias es admirable. Pero Dooku, imperturbable el rostro, les da una paliza de antolog?a con una mano, mientras con la otra apura la taza de t?. La Fuerza es una porquer?a: vivan los villanos, viva Christopher Lee.

Imagen


Cuando ya tiene a los dos jovenzuelos en el suelo, a uno con la mano cortada y al otro con un tajo en la pierna, llega el asqueroso del Yoda e impide que les d? su merecido. Yoda, que en toda la pel?cula se mostraba achacoso, y caminaba trabajosamente apoyado en un bast?n, de pronto tira bast?n y saca el arma para enfrentarse el malvado de uno noventa y pico de estatura. Lleva las de perder, ya que Dooku la tiene m?s larga... la espada, quiero decir, ejem. Pero como quien no quiere la cosa, empieza saltar por encima de ?l y a moverse como si no tuviera artritis ni nada. Parece ser que el maestro jedi gana, pero Dooku con sus poderes m?gicos arranca un dep?sito de la pared y amenaza con ir a dejarlo caer encima de los lastimosos jedis j?venes que todav?a siguen all? tirados. Entonces Yoda se distrae salvando a los ineptos y Dooku sale pitando con los planos de la Estrella de la Muerte, que antes le hab?a entregado uno de los conspiradores. Al final, el malo se la entrega al supermalo, un tipo que se oculta bajo una capucha, pero que intuimos es el canciller Palpatine que al principio se hac?a el bueno, y que en las ?ltimas escenas est? la mar de contento porque ha recibido poderes especiales para la guerra clon y tiene un ej?rcito listo para dominar a diestro y siniestro. La cosa acaba con Anakin y Padm? cas?ndose. Una boda un poco deslucida, sin invitados ni nada.

Imagen


Comentario:

El Ataque de los Clones es una pel?cula totalmente infantil, con escenas la mar de rid?culas, persecuciones absurdas como de videojuego y personajes planos y carentes de expresi?n; pero he de reconocer que me re?, aunque no precisamente por el humor que destila. Antol?gico cuando Anakin declara su amor a la Amidala y le dice que 'hay algo suyo que crece y crece' cuando se acerca a ella. Imag?nense las risas en el cine. Es que la gente es tan maliciosa... Yo tambi?n me part? de risa al final cuando los comerciantes aquellos, ante el ataque de los clones, le dicen al conde Dooku: "?Esto no pinta nada bien!"... No se puede resumir mejor la impresi?n que produce la pel?cula...

Adem?s parece hecha de plagios y autoplagios, de trozos sacados de aqu? y de all?: algunos lo llaman 'gui?os' o 'referencias', pero supongo que se refieren a lo mismo (?Hay alguna pel?cula de aventuras que se precie donde no aparezca la t?pica escena de la cinta transportadora? A m? me viene a la memoria 'Indiana Jones y el Templo Maldito', qu? casualidad, producida por George Lucas, jeje). No hay g?nero que se libre, desde el western, hasta el cine de romanos (Gladiator, Quo Vadis?). Incluso las propias pel?culas de la saga perge?ada por Lucas son saqueadas a conciencia, en especial 'El Imperio Contraataca', una de cuyas escenas aparece calcada.

Imagen


Y otra cosa dir?: la gente que no est? interesada en el mundo Star Wars no entiende ni papa de lo que sucede. La trama es muy confusa para las personas normales: nadie sabe qui?n mand? hacer los clones de marras ni nada de nada. En los foros de los frikis de esta saga las opiniones son extremas: para unos es basura, para otros, la octava maravilla del s?ptimo arte. Me lo he pasado mejor leyendo las cr?ticas furibundas contra la cinta que vi?ndola, jeje. Hasta los fans m?s ac?rrimos de la Guerra de la Galaxias de la toda la vida, reconocen que los di?logos de la pel?cula no son 'shakespeareanos'; yo creo que no llegaban ni a ser di?logos... 'Mi querido padawan...' Eso no hay quien lo aguante. Tambi?n es gracioso el monstruo ese que vive en Tatooine, el que era el amo de Anakin, que parece que habla con acento gallego. Me refiero, naturalmente, a la versi?n espa?ola doblada.

Anakin es un 'cara de palo', engre?do y chulesco; un poco mejor, su maestro, Obi-Wan; los dem?s, est?n de relleno. ?Por qu? es tan importante Jango Fett, porque sal?a su hijo en El Retorno del Jedi y hab?a que meterlos de alguna manera aqu? para satisfacer a los ?vidos fans? Mucho me temo que en el Episodio III tendremos alguna visi?n fugaz de Han Solo y de Chewakcca o como rayos se escriba eso, para que todo encaje. Por fortuna, el horrible y cargante Jar-Jar Binks no sale mucho y habla menos.

Imagen


En cuanto al conde Dooku, me ha parecido un villano un poco blando, la verdad. Ten?an que haberle dado unos di?logos m?s ingeniosos y m?s protagonismo, am?n de mayor crueldad en la caracterizaci?n. Pero como algunos sugieren, ser? en el Episodio III donde se explique de qu? va este tipo. Pero he de reconocer que vi la pel?cula s?lo porque sal?a Christopher Lee, y tuve suerte, porque encima me toc? en un sorteo la entrada y la pude ver gratis. Y Christopher Lee es lo ?nico que me ha gustado. Lo de la pelea con Yoda es un poco tonto, ciertamente, y todo el mundo se ri? cuando el bichito verde y renqueante tira el bast?n y se pone a dar saltos. Hay gente que se devana los sesos pensando c?mo pudo suceder esto, si Yoda us? la Fuerza o qu?... Ya se ve, ejercicios de pura filosof?a o de metaf?sica. Lo cierto es que los fans de la saga tienen con esta pel?cula motivos para poner en funcionamiento el intelecto: como est? plagada de incoherencias narrativas, hay cosas que chirr?an demasiado como para ser pasadas por alto (?por qu? Owen Lars no reconoce a C3PO y a R2D2 en el Episodio IV si ya los conoci? en el Episodio II?, ?por qu? Anakin encuentra a su madre secuestrada en un solo d?a cuando sus parientes llevan busc?ndola sin ?xito m?s de un mes?, ?por qu? se muere ella justo cuando ?l la salva? Etc, etc, etc...)

En resumen, como dir?a cierto cr?tico cinematogr?fico, 'una obra maestra del humor involuntario'... Aguardo con ansia la tercera (y esperemos) ?ltima parte...

.

Escrito por reginairae @ 21:16  | Cr?ticas de cine
Comentarios (7)  | Enviar