Viernes, 18 de enero de 2008
Mr. Brooks

Cartel de Mr Brooks

Direcci?n: Bruce A. Evans.
Gui?n: Bruce A. Evans y Raynold Gideon.
Producci?n: Kevin Costner, Jim Wilson y Raynold Gideon.
M?sica: Ramin Djawadi.
G?nero: Thriller.
Pa?s: USA, 2007.
Duraci?n: 116 minutos

Rreparto:

Kevin Costner (Mr. Brooks), Demi Moore (Tracy Atwood), William Hurt (Marshall), Dane Cook (Smith), Marg Helgenberger (Emma Brooks), Ruben Santiago-Hudson (Hawkins), Danielle Panabaker (Jane Brooks), Aisha Hinds (Nancy Hart), Lindsay Crouse (Lister), Jason Lewis (Jesse Vialo), Matt Schulze (Thorton Meeks).

Imagen
Earl y Marshall, de regreso al hogar, hablan de sus cosas

Argumento:

Earl Brooks es un asesino en serie que quiere retirarse, pero ni su "mitad oscura", Marshall, ni las circunstancias, se lo permiten.

Comentario: (con spoilers)

La idea de ver a Kevin Costner en plan asesino en serie puede hacer temer lo peor en varios sentidos: en cuanto a interpretaci?n, ca?da en todos los t?picos posibles y cualquier otro desastre que se pueda imaginar.

La historia comienza con Brooks elegido hombre de a?o, en apariencia felizmente casado y con ?xito en los negocios, hasta que, en el coche de regreso a casa aparece en el asiento de atr?s Marshall, su alter ego malvado, quien le impulsa a retomar su carrera criminal tras dos a?os de retiro voluntario.

Aunque la utilizaci?n de personajes producto de la mente del protagonista no es original ("Una mente maravillosa", 2001?), resulta la relaci?n m?s interesante de la pel?cula ya que evoluciona seg?n afectan al protagonista sus crecientes problemas.

Earl trata de controlar sus impulsos
Earl y Marshall acuden a Alcoh?licos An?nimos

Al principio Marshall est? enfadado con Earl porque ?ste se niega a volver a asesinar. Sin embargo, y tras la breve crisis que culmina con la rendici?n de Brooks (incluso acude regularmente a Alcoh?licos An?nimos y se presenta como tal "Me llamo Earl y soy adicto", hecho que Marshall ve hip?crita y cobarde al no revelar la naturaleza de su dependencia) ambos se unen para enfrentarse al intento de chantaje de "Mr Smith".

Esta situaci?n da ocasi?n de mostrarles como un equipo compenetrado y eficiente, dando origen a escenas entre las que destacan la conversaci?n en el coche mientras ven llegar a Smith y especulan sobre la posibilidad de que tenga un accidente o el momento en que Marshall abraza a Earl para consolarle de sus aflicciones familiares.

A estas alturas, cuando se constata que, efectivamente, alguien ha visto a Brooks cometer el asesinato y que el testigo (y fot?grafo), lejos de sentirse horrorizado avisar a la polic?a, pretende chantajearle, ya se ve que el gui?n no tiene previsto ahorrarse ning?n t?pico.

Imagen
Brooks en familia

Entre ellos el de la polic?a encargada del caso, Tracy Atwood, cuya vida personal comienza a complicarse casi tanto como la de Brooks entre la persecuci?n por parte de un asesino al que detuvo y las exigencias monetarias de su ex para acceder al divorcio.

Esta acumulaci?n de obviedades parece deliberada, en un encomiable intento de sorprender. As?, no se sabe si Brooks, que desarrolla una quiz? poco justificada admiraci?n por Atwood, tendr? la "original" idea de cargarse al asesino que la persigue para "ayudarla", o quiz? al ex para hacer que ella parezca culpable o, quiz?, ambas cosas, o ninguna...

Imagen
Mr Brooks y Mr Smith al acecho

Igualmente, la poco cre?ble concatenaci?n de dificultades que se le presentan al protagonista en lucha contra su adicci?n, que adem?s de la persecuci?n de la polic?a y el chantaje de Smith (receptor de todo el rechazo y repugnancia que en principio deber?a recibir Brooks gracias a su exigencia de ser testigo del siguiente asesinato) incluye la preocupaci?n por su hija Jane, con varios problemillas por resolver, contribuyen a sentir cierta simpat?a hacia este asesino en serie.

Y a pensar que no es tanto el riesgo que corre Costner al interpretar un personaje malvado (sin hablar del desnudo ? de espaldas y en penumbra, por supuesto -, que dista bastante del que admirara Mary Elizabeth Mastrantonio en "Robin Hood", 1991).

Incluso la trillada escena de la pesadilla que sufre el protagonista al final de la pel?cula tiene su raz?n de ser. Y el que fabrique cajas puede ser un intento de simbolizar la forma en que se despliega su mente...

Demi Moore no se luce mucho
La detective Atwood sospecha de Smith


Aunque la acumulaci?n de situaciones de riesgo, f?sico y emocional, no permite que se profundice mucho en ellas, excepto en la relaci?n entre Earl y Marshall, la pel?cula resulta digna y entretenida, sin dar opci?n al aburrimiento pese a sus casi dos horas de metraje.

En el apartado interpretativo son Kevin Costner y William Hurt los m?s favorecidos, por tener los personajes m?s y mejor desarrollados y por la buena qu?mica entre los actores, mientras que Demi Moore pasar?a casi tan desapercibida como Marg Helgenberger (Catherine en "CSI Las Vegas") de no ser tan conocida. El resto pasaba por ah?.


Por cierto, ya se rumorea la posibilidad de una secuela...


*** T ***
Escrito por Thersuva @ 0:00  | Cr?ticas de cine
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Escrito por Valeya_B
S?bado, 19 de enero de 2008 | 0:35
Yo v? la pel?cula porque me pareci? de lo m?s sorprendente que Kevin Costner se atreviese a interpretar un papel de malvado de la peor cala?a.

Mi predisposici?n, por tanto, era buena. A pesar de todo, reconozco que me pillaron desprevenida todos los giros que va dando la trama a lo largo de las dsos horas escasas d metraje.

es cierto que no es nada cre?ble lo que ocurre pero, sin embargo, es muy sorprendente y te engancha totalmente porque no sabes por d?nde vana salir despu?s.

La vida se le l?a tanto al asesino en serie, que pasa a ser una v?ctima de los que le rodean y una ya no sabe si sentir l?stima o rechazo por ?l.

A mi me pareci? muy entretenida y no apart? ni un momento mi atenci?n de la pantalla.

?Una segunda parte? creo que s?lo servir?a para estropear el efecto causado por esta.